El cuerpo hallado en el avión encontrado a 63 metros de profundidad en el fondo del Canal de la Mancha es el de Emiliano Sala, según han confirmado las autoridades.

El domingo pasado fue encontrado el avión que desapareció el 21 de enero, en el que viajaban el futbolista y el piloto David Ibbotson. El lunes, la AAIB (Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos) avistó un cuerpo en el rastreo, a 63 metros de profundidad.