Orizaba.- El frío y las heladas de la temporada y las varias eventualidades que se registraron a lo largo del año, como fuertes lluvias y rachas de viento, dejaron daños considerables a las cosechas de chayote, papa, flores, maíz y pastizales, manifestó el líder de la Confederación Nacional Campesina, Juan Rodríguez Gómez.

Dijo que actualmente el campo sufre de una severa crisis económica que se refleja en las 100 hectáreas de chayote que dañó el frío en la región, “además el cambio climático ocasionó retraso en la maduración de café, limón, naranja y papa”.

Indicó que el sector cafetalero tiene 300 hectáreas dañadas, 250 de maíz y 300 de papa, “son pérdidas de 12 mil pesos por hectárea y 5 mil productores afectados”, datos que obtuvieron de un censo.

 

 Carlos Guevara

El Buen Tono