in

LO MATAN A TABLAZOS

Superiberia

Amatlán..– Maniatado, con el rostro cubierto con su propia camisa y tirado entre cañales de la comunidad El Moral, fue encontrado muerto la tarde de ayer, el cuerpo de un joven de aproximadamente 25 años, el cual aparentemente fue privado de la vida a tablazos o garrotazos, luego de que sus restos presentaran contusiones diversas.

Los sucesos ocurrieron aproximadamente a las 14:30 horas de ayer, cuando autoridades ministeriales fueron informadas que en el terreno propiedad de Pablo Rojas, ubicado en el camino al Otate, de la comunidad El Moral, se hallaba muerta una persona del sexo masculino, el cual permanecía sin camisa y con señales de violencia.

El agente investigador del Ministerio Público de Amatlán, Felipe de Jesús Javier Bretón Ortiz, dio fe de los sucesos y ordenó a personal forense de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), realizar una secuencia fotográfica y labores de medicina forense para tratar de encontrar huellas o indicios que lleven a la captura de él o los probables responsables del homicidio.

Y es que entre cañales del lugar, fue encontrado el cuerpo de un joven, de alrededor de 20 a 25 años, de tez clara, cabello negro, corte tipo militar, sin camisa, con pantalón azul a rayas, así como calcetines azules, mismo que se encontraba amarrado con las manos hacia atrás.

Fuentes periciales establecieron en el sitio que el cadáver tenía aproximadamente de 10 a 12 horas de haber fallecido, debido al estado de rigidez del cuerpo y el estado de descomposición que era moderado.

Al sitio del hallazgo se presentaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, así como personal de la Agencia Veracruzana de Investigación, cuyos elementos trataban de recolectar indicios que llevasen a la identificación y localización del presunto homicida u homicidas.

Una vez llevadas a cabo todas y cada una de las actividades forenses, el fiscal ordenó a personal de una funeraria local de Córdoba, el levantamiento del cuerpo, el cual, fue trasladado en carroza a sus instalaciones para que médicos de la PGJE le practicaran la necrocirugía de rigor y determinen las verdaderas causas de muerte.

Los restos del infortunado permanecían como no identificados oficialmente, por ello, se espera que en el transcurso de las próximas horas, familiares o conocidos de la víctima se presenten a reclamar el cuerpo y así conocer su identidad.

De la redacción

EL BUEN TONO

Vicente Guerrero

Patrullan marinos el centro de Córdoba

Dañan heladas y lluvias cultivo de chayote