Superiberia
  • Presuntamente ‘levantado’ el domingo pasado
  • El cuerpo del comerciante se encontró sobre la carretera Quechuleño-Tierra Blanca

Tierra Blanca.- Un comerciante de pollo de Barbasco, municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, que desapareció el pasado domingo de su domicilio fue encontrado muerto, decapitado y con algunas extremidades mutiladas, en la carretera estatal Quechuleño-Tierra Blanca.
Los primeros informes indican que la víctima, presuntamente, fue levantada por sujetos armados que llegaron a buscarlo a su casa y después no se volvió a saber de él.
El cuerpo de Martín “N”, de 55 años de edad, fue encontrado en un camino de terracería sin manos, decapitado y visibles signos de violencia física. A un lado del cuerpo se encontró su pantalón de mezclilla, azul.
Detectives de las Policías Ministerial de Veracruz y de la Agencia Estatal de Investigaciones de Oaxaca recabaron informes sobre la situación y según se confirmó, hasta ayer no existía una denuncia oficial sobre la desaparición del comerciante.
El cuerpo fue encontrado, ayer en la mañana, sobre la carretera Quechuleño-Tierra Blanca, por unos campesinos que se dirigían a laborar a parcelas cercanas.
Autoridades cerraron el área donde hallaron el cuerpo y detectaron huellas de rodadas de llantas que serán inspeccionadas por peritos especialistas de las fiscalías de Veracruz y Oaxaca. El grupo de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de Acatlán se trasladó al sitio del hallazgo tras confirmar que el comerciante era de Barbasco y, según supieron, desapareció de su vivienda, pero no existía denuncia al respecto.
Investigadores de Oaxaca trabajan en el caso en busca de evidencias que sirvan para identificar a el o los responsables del
crimen.

Vecino