Orizaba.-El obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, realizó un llamado a la población para que a pesar de que se vean amenazados no tengan miedo, pues incluso baja las defensas.  
“El Señor nos invita para que no seamos ingenuos y tomar precauciones, hacer lo que necesitamos, pero siempre confiados en que lo que te envuelve y le da sentido para enfrentar las dificultades para encontrar la mejor solución, siempre será tu experiencia de ser amado por Dios”, manifestó.
En el marco de la misa dominical del mediodía, que presidió en la catedral de San Miguel Arcángel, el prelado reflexionó “que el sentirte amado y cobijado por el amor y la misericordia de Dios es lo que le da sentido a la existencia”.
“Y es lo que nos anima a afrontar dificultades, a no ser ingenuos ni tampoco provincialistas, ni estarle pidiendo cosas que tentamos al mismo señor en ciertas cosas de nuestra vida que nos provoca muerte”, puntualizó.  
Dijo que se tiene que afrontar lo que aún preocupa y que es la pandemia, por lo que se tienen que cuidar y ser responsables.