Orizaba.- Dos presidentes municipales de la zona Centro fueron formalmente denunciados por el presunto delito de abuso de autoridad y lo que les resulte; los agraviados claman justicia, así como la aplicación correcta del Código de Procedimientos Penales.

El comisariado ejidal de la congregación Vicente Guerrero, en el municipio de Río Blanco, Gaspar López Quiroz, denunció al munícipe Miguel Martínez Martínez, pues sin el consentimiento de los agraviados, ordenó unas zanjas en sus parcelas.

“No estamos en contra de la urbanización en favor de la comunidad, pero tampoco vamos a permitir el autoritarismo del Alcalde de mandar abrir una zanja en propiedad ajena para la introducción de colector de aguas pluviales”, indicó.

Detalló que nunca convocó a una asamblea ejidal para plantear su proyecto, simplemente por su voluntad ordenó al personal de Obras Públicas causar daños a propiedad ajena, con la vigilancia de la Policía Municipal.

Por su parte, el agente municipal de la congregación de Tonalixco, perteneciente al municipio de Tlilapan, Ceferino Antonio de la Cruz, denunció a Federico Juárez Rodríguez y Dolores Puertos Chimalhua, presidente municipal y síndico respectivamente.

Antonio de la Cruz, en representación de la comunidad, señaló a la presente administración de ordenar la construcción de un centro de salud en las inmediaciones del cementerio municipal.

“El predio fue donado para que se le diera la utilidad de camposanto en favor de la comunidad, más nunca para construir un inmueble como lo ordenaron los ediles en cabildo cerrado”, argumentó

Tanto el agente municipal como el comisariado ejidal denunciaron estos hechos en la Agencia del Ministerio Público Itinerante,  expedientes que ya fueron turnados a la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos.

 

Colaboración:

Juan Manuel Yonca

El Buen Tono