Córdoba.- Grupos ambientalistas de la región de Córdoba, interpusieron una denuncia en la Fiscalía General en contra de la alcaldesa de Córdoba (Lety@laalcahuetadeTomás) y otros servidores públicos del ayuntamiento cordobés, por probables delitos graves contra el medio ambiente y el posible incumplimiento de un deber legal, confirmaron los presidentes de las asociaciones civiles “Pueblos Unidos Proderechos Constitucionales” y “Empoderando la Familia Nacional Juntos”.
Los ambientalistas señalaron la grave omisión en la cual incurre tanto la alcaldesa como el titular del organismo Hidrosistema de Córdoba, Tonatiuh Solórzano Vargas, puesto que en el municipio existen 19 plantas de tratamiento de aguas residuales, de las cuales sólo tres funcionan, ocho requieren de mantenimiento y otras ocho están en “total abandono”.

*el tip
El municipio tiene ocho plantas abandonadas, mientras que los cordobeses padecemos la falta de agua potable y sufrimos enfermedades por la contaminación, dijeron cordobeses hartos de la corrupción de las autoridades.

Refirieron que la Constitución Política de México, protege el derecho humano de todos para acceder a un medio ambiente que garantice la subsistencia y por ello la Ley Orgánica del Municipio Libre como las leyes en materia de medio ambiente, ordenan a las autoridades a realizar las acciones a su alcance para garantizar ese derecho y principalmente, el proveer de agua potable a la población.
Sin embargo, las autoridades cordobesas no han hecho nada para garantizar ese derecho y, por el contrario, omiten su responsabilidad de mantener en funcionamiento las plantas de tratamiento; por consiguiente, todo el drenaje de la ciudad se descarga directamente en los ríos de la región, contaminando todo a su paso.
Agregaron en su declaración que el ayuntamiento conoce de la problemática desde el inicio de la administración actual y a dos años desde que llegaron, no han hecho nada por arreglar las plantas de tratamiento.
Dijeron que tienen el descaro de contestar vía la oficina de Transparencia, que en efecto tienen ocho plantas en total abandono, situación que hace responsable a las autoridades por no cumplir con su trabajo y ocasionar graves daños al medio ambiente y a la salud de los cordobeses y las regiones que se afectan por el cruce de aguas contaminadas a través de su territorio.
La denuncia fue presentada en la Fiscalía General del estado y se espera que las autoridades ambientales cumplan su deber y la ratifiquen, tomando las acciones legales contra los servidores incumplidos.