Orizaba.- Como abuso policiaco y del personal de comercio del ayuntamiento de Orizaba, son señalados de decomisar mercancía a un joven que la expendía en la Alameda

Estos hechos tuvieron lugar el día sábado, cuando un menor de 16 años proveniente del municipio de Coscomatepec, junto con 35 bolsas de pan que andaba comercializando, le fueron decomisadas por personal antes descrito, quienes a bordo de una camioneta no oficial se llevaron la mercancía a la inspección de policía.

El menor se trasladó hasta ese punto y preguntó por su mercancía, a lo cual el oficial de guardia de Trugrablock, le comentó que “eso lo viera en el Ayuntamiento”, pero como era fin de semana sería hasta el lunes y le aconsejó que se olvidara de su pan, porque lo regalan, pero pudo ver a unos policías que ya se lo estaban comiendo.

Desconsolado, deambuló por calles de la ciudad hasta llegar a la privada de sur 11 de la colonia Terrícola, donde los vecinos le preguntaron qué le pasaba y fue cuando explicó todo, ya que ese pan debía pagarlo porque lo había pedido fiado, con el fin de ayudar en los gastos, los pobladores le entregaron una suma de dinero, además de alimentos para ayudarlo.

Un habitante de nombre Odelín Hernández Lara, refirió que este tipo de abusos se dan de manera frecuente y que las autoridades poco hacen para poner fin a esto, manifestó que el comercio en algunas zonas está restringido, el ambulante no, pero que, si alguien ofrece su mercancía y lo requieren, sólo se debe pagar una multa administrativa, pero no actuar de esa manera tan abusiva.

La persona antes mencionada junto con los vecinos de la calle a donde llegó el menor, hicieron público este abuso y piden al Alcalde, Igor Rojí, y al director de gobernación Juan Ramón Herebia, pongan fin a estos abusos, ya que por eso nadie los respeta.