Orizaba.- Ayer, por tercera ocasión, llegaron elementos de la Gendarmería Nacional a este municipio, cuando no hacen falta más policías en la región, lo que hace falta son menos jueces corruptos que liberen a los delincuentes.

Si el Gobierno cesara a los jueces corruptos libera-delincuentes, habría más seguridad en las calles y disminuiría la delincuencia.

A decir de uno de los elementos, que no dio su nombre, vienen a reforzar la seguridad en la zona, ya que son órdenes provenientes de la Ciudad de México.

Se conoció que su llegada es con el firme propósito de combatir los altos índices de delincuencia en la zona Centro y vigilarán principalmente al municipio de Acultzingo, en donde en últimas fechas se han suscitado fuertes enfrentamientos entre grupos de la delincuencia organizada con elementos de las Fuerzas del Orden.

Sobre todo el asalto constante a los furgones del tren, los cuales transportan mercancía diversa.

El tiempo que se quedarán es indefinido, ya que primero deben estabilizar la zona del azote de los criminales.

Las instrucciones que tienen son claras: detener a los delincuentes, ya que esta zona se está convirtiendo en un foco rojo muy importante, pues los enfrentamientos que se han dado, han hecho que se refuerce la vigilancia en la región.

Cabe mencionar que el 5 de enero de 2017, llegó medio centenar de elementos de la Gendarmería con el mismo fin y el 5 de julio del mismo año llegaron más policías para frenar la deforestación de las faldas del Pico de Orizaba.