Gran Bretaña, Rusia y Canadá dijeron el jueves que Rusia está tratando de robar información de los investigadores que buscan una vacuna contra el Covid-19.

Los tres países denunciaron el jueves que el grupo de hackers APT29, conocido también como Cozy Bear y que se cree forma parte del servicio de inteligencia ruso, está atacando las instituciones de investigación académicas y farmacéuticas que tratan de crear una vacuna contra el coronavirus.

Funcionarios de inteligencia creen que los ataques persistentes no buscan interrumpir la investigación sino robar la propiedad intelectual.

El Centro Nacional de Ciberseguridad británico hizo el anuncio en coordinación con las autoridades de Estados Unidos y Canadá.