Una gran inconformidad entre los trabajadores del hospital regional de Poza Rica se dio por darle prioridad a empleados administrativos sobre quienes están en contacto directo con pacientes infectados con coronavirus.

La jornada de vacunación comenzó con 400 dosis en dicho hospital, de las 19 mil 500 que llegaron al Estado.

La queja radicó en que se le dio preferencia a personal del área de gobierno y se dejó fuera a quienes trabajan en primera línea de atención al coronavirus.

Muchos especialistas de la salud fueron aplazados para este jueves, y en caso de no alcanzar vacunas, deberán esperar otros 15 días para ser considerados en la campaña.

Temen que en las próximas fechas de aplicación programadas para el 19 y 26 de enero, tampoco sean inmunizados.