Salina Cruz.- El derrame de hidrocarburos en la comunidad de Playa Azul, perteneciente a Salina Cruz, Oaxaca, provocó la muerte de decenas de serpientes marinas de la especie de Hydrophiinae, que quedaron expuestas después del daño ecológico. 

Los pescadores alertaron sobre la presencia del combustible derramado, que brotaba de la monoboya número 3 de Petróleos Mexicanos (Pemex) en las costas del istmo de Tehuantepec, que llevaba más de 24 horas de haberse registrado. 

Sin embargo, durante la mañana del domingo se encontraron las primeras afectaciones, que abarcaron más de un kilómetro de la playa, donde aparecían los reptiles muertos impregnados de chapopote; otros más, agonizando a la orilla del mar. 

“Y la verdad nosotros, como restauranteros, como habitantes de esta playa, nos vemos afectados; nosotros nos dedicamos a la pesca, el producto que el mar nos da es para que comamos. Ahorita no hay trabajo, no hay nada”, comentó Estela Franco, habitante de esta comunidad. 

Pemex dio a conocer que la monoboya 3 se encuentra fuera de servicio desde 2017, por lo que el hidrocarburo fugado es el remanente que está aún en las líneas de conducción. Durante la tarde, personal de la Secretaría de Marina y de Pemex iniciaron los recorridos por la playa para verificar las afectaciones e iniciar el proceso de limpieza.

Te recomendamos: