El desabastecimiento de combustibles que sufren varios estados mexicanos alcanzó la zona metropolitana de Monterrey, uno de los polos industriales del país, por el traslado de camiones cisterna desde Nuevo León al centro del país, informaron hoy fuentes oficiales.

“Nuevo León, al igual que todo el país, colaboró en el suministro de pipas (camiones cisterna) hacia el centro del país para comenzar a regularizar (el desabastecimiento) de allá para acá”, señaló el secretario general de Gobierno del norteño estado de Nuevo León, Manuel González.