Los bomberos que combaten tres extensos incendios forestales en el norte de California se vieron beneficiados de un aumento de humedad durante la madrugada del lunes y no reaparecieron los fuertes relámpagos que causaron las llamas una semana atrás.

La región que rodea la Bahía de San Francisco permaneció bajo peligro de fuego extremo hasta la tarde en medio de la posibilidad de relámpagos y ráfagas de viento, pero comandantes de bomberos indicaron que el clima había ayudado en el combate hasta ahora.

La Madre Naturaleza nos ayudó un poco”, dijo Billy See, el comandante de incidentes del Departamento de Protección Forestal y contra Incendios de California para un complejo de incendios que arden al sur de San Francisco.

Los tres incendios extensos que rodean el área de la Bahía y muchos otros a lo largo del estado han generado órdenes de desalojo para cerca de 250 mil personas, al tiempo que las autoridades renovaron las advertencias a los ansiosos propietarios de hogares para que permanezcan alejados de las zonas evacuadas.