Por: Ángel de la noche  /  columnista

Haciendo una remembranza, el 5 de noviembre del año 2012  el Partido Acción Nacional aprueba el “contenido y alcance de la Reforma Estatutaria” esto gracias a Felipe Calderón, que siendo Presidente de la República era a su vez la mano que “mecía la cuna” en el Comité Ejecutivo
Nacional del PAN.

El resultado fue obtener sendas derrotas electorales, pues para muchos fue un gran gobernante, pero para muchos más un pésimo político, tan es así que se tiene una prueba palpable de que ya es “harina de otro costal”.

Tuvo que mandar a su señora a ser candidata presidencial por la vía independiente con el único propósito de dividir y cumplir con el pacto que trae con Peña Nieto para hacer perder al blanquiazul.

No dude, estimado lector, que pronto estará creando su propio partido político, en esa dichosa Reforma de Estatutos se perdió el carácter o figura de miembro activo, se crea la comisión nacional de elecciones, desaparecen las elecciones internas.

Acabaron de un plumazo con la vida y participación interna de Acción Nacional, hoy en día los panistas no tienen voz ni voto, únicamente designaciones que desde las cúpulas deciden quienes nos representarán en las elecciones en puerta como el colmo de nombrar a una señora de nombre Marisol Arróniz.

Mujer que en el proceso federal pasado fue apoyada por los panistas con firmas para ser la candidata del PAN y que de la noche a la mañana se vendió al tricolor publicando una carta titulada “Así no”, donde argumentaba no ser política.

Nunca agradeció y dio una explicación personal a todos aquellos que la apoyaron, entonces qué clase de persona es que ahora de nuevo quiere participar en un proceso electoral.

Sólo a Dante Delgado, presidente del partido Movimiento Ciudadano, se le ocurre invitarla para ser la candidata por la coalición PAN-PRD-MC, ella por lo arriba descrito anuncia una derrota.

Se le debería preguntar a Dante, si aparte de él, ¿Quién conoce a esa señora? Porque ese tipo de imposiciones lo hacen ver como un político fósil.

El Presidente del MC vive cómodamente en la Ciudad de México, gracias a su franquicia del partido naranja, enquistado del erario público.

Es recomendable que haga un recorrido por  calles de la ciudad y del Distrito para que escuche la opinión de la gente y se dé cuenta que nadie identifica a su recomendada.

Todo apunta que está de acuerdo para que se pierda la elección y le reste votos al candidato a Gobernador y más aún al candidato a la Presidencia de la República, entonces resumimos que el negocio es dejar el Distrito nuevamente en manos del PRI.

¿Dejarán los panistas que suceda esto? Y si es así, entonces esa es la jugada.