Orizaba.- Un anciano fue despojado de su vivienda por su sobrino, quien lo hizo firmar unos documentos para quedarse con el inmueble.

El agraviado es Alfonso Cortés Arcos, de 88 años denunció lo sucedido en la agencia del Ministerio Público.

Explicó que él era propietario de la vivienda ubicada en Poniente 20, número 439, de esta localidad.

Hace una semana Ángel, de 30 años, se presentó a su casa y lo hizo firmar unos documentos sin que pudiera leerlos.

Hace unos días unas personas desconocidas se presentaron a la casa para pedirle al octogenario que desocupara porque el inmueble había sido vendido.

Sorprendido el adulto mayor pidió el apoyo de su hijo Miguel Cortés y su esposa Rosario Cuevas, quienes al investigar descubrieron que su sobrino le hizo firmar un carta compromiso de aceptación para la venta de la casa y la cesión de derecho a las escrituras.

Por ello, Alfonso y su hijo el abuso de confianza cometido por su hijo Ángel, en un intento por echar abajo el documento y recuperar la vivienda.

 

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO