Rafael Delgado.- Un altar dedicado a la Santa Muerte fue dañado por presuntos militares, quienes al parecer intentaron incendiarlo, lo cual causó inconformidad en personas que le rinden tributo, al sentir agredida su libertad de culto.

La capilla a la Niña Blanca, está ubicado en la autopista, a la altura del Trébol de Jalapilla, y tiene varias figuras partidas, y una imagen quemada.

Adoradores denunciaron públicamente los hechos, mostrándose sumamente molestos, ya que consideran un atropello a sus creencias.

Se dijeron ajenos a actividades ilícitas, pero adoradores de la Santa Muerte, por lo que dieron a conocer el suceso.

Explicaron que varios supuestos militares arribaron a la capilla y le destrozaron el candado para accesar.

Le causaron daño a las imágenes, a una oración que tiene y pretendieron quemar el nicho, pero no lo consiguieron.

Vecinos que se dieron cuenta por su creencia en dicha imagen, se contuvieron en reclamar ante el temor de ser detenidos, por lo que esperaron el retiro de los federales, para reparar las averías.

 

GABRIEL LAGOS

El Buen Tono