La sonda Volátil Evolution Mission (MAVEN, por sus siglas en inglés) de la NASA ha detectado luces ultravioletas que parpadean en amplias áreas del cielo nocturno de Marte.

El hallazgo se produjo en el marco de un estudio que intenta arrojar luz sobre los complejos patrones de circulación de gases en la atmósfera del planeta rojo.

El equipo de la misión se sorprendió al detectar tres pulsaciones lumínicas en la atmósfera marciana que se repetían cada noche, aunque solo durante la primavera y el otoño marcianos.