La Navidad

CDMX.- La dexametasona es el primer medicamento que reduce mortalidad de pacientes con COVID-19, arrojó un estudio realizado en la Universidad de Oxford, en Reino Unido, que demostró que los pacientes que necesitaban asistencia respiratoria reaccionaban de mejor manera a la recuperación gracias al medicamento.

Se trata de un fármaco antiinflamatorio de bajo costo y ampliamente utilizado que mejora la supervivencia en pacientes con COVID-19.

Al momento sería el primer tratamiento que ha mostrado avances prometedores que salvan vidas en la pandemia.

De acuerdo con investigadores de esta universidad, el medicamento esteroide ha estado disponible como genérico durante décadas, por lo que es barato y se utiliza para tratar una variedad de enfermedades que incluyen reumatismo, asma, alergias e incluso para ayudar a los pacientes con cáncer a manejar mejor las náuseas desencadenadas por la quimioterapia.