ORIZABA.- El obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, decidió asignar nuevas tareas a algunos de los sacerdotes que trabajan en parroquias del territorio diocesano.
El prelado anunció que, a partir de ayer se hizo efectivo el nombramiento del presbítero Javier Onofre Valeriano como rector del Seminario Diocesano “La Sagrada Familia”.
En tanto el sacerdote Camerino Cosme Carrillo, a partir del 10 de agosto, llegará para tomar posesión de la parroquia San Juan Bautista, ubicada en el municipio Rafael Delegado.
Y el 14 de agosto tomará posesión de la iglesia San Juan Bautista de Nogales, el presbítero Juan Vázquez Moreno.
De igual forma, se dejó en claro por parte de las autoridades eclesiásticas, que las celebraciones litúrgicas de toma de posesión serán con las medidas sanitarias pertinentes y una participación reducidísima de fieles.
Por ello, reiteraron que no se abrirá a la participación pública por cuestiones de salubridad, pues la iglesia está sumando esfuerzos y se está uniendo a las medidas de prevención para evitar la transmisión del Coronavirus.