El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado de que la pandemia de la COVID-19 “no ha terminado”, a pesar del desarrollo de las vacunas, señalando que todavía “muchos países” tienen un nivel “importante” de transmisión del virus.

En rueda de prensa, Tedros ha mostrado su preocupación por la “creciente” percepción que existe sobre que la crisis sanitaria está finalizando, insistiendo en que hay una “gran presión” hospitalaria, en las unidades de cuidados intensivos y entre los profesionales sanitarios.

“En Europa algunos países han reducido la incidencia del virus a través de medidas muy restrictivas que han limitado el contacto de las personas. No obstante, cuando estas medidas se levantan es importante que los ciudadanos sigan protegiéndose para garantizar que no se vuelve a producir un aumento de los casos” , ha señalado el director general de la OMS.