CDMX.- La ocupación de mariposas monarca (Danaus plexippus), es decir, el área en la que se establecen las colonias de hibernación en los bosques del centro de México cayó 53 por cierto, al ocupar únicamente 2.83 hectáreas durante esta temporada 2019-2020, en comparación con la anterior cuando se registraron 6.05 hectáreas, debido a factores provocados por el cambio climático, anunció la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y WWF México.

Sin embargo, los expertos destacaron que a pesar de que los árboles ocupados se redujeron, las monarcas formaron racimos más abundantes, por lo cual, consideran que a pesar de la baja “la población de mariposas es estable” y se ubica en el promedio de las tres hectáreas alcanzado desde 2015, por lo que perfeccionan el uso de tecnología Lidar para determinar la densidad, es decir, el numero de mariposas y no solamente ocupación.

En conferencia, destacaron que el cambio climático está produciendo afectaciones en la vida silvestre, pues las temperaturas más bajas registradas en Texas el año pasado provocaron un lento desarrollo de los huevos –y larvas- que fueron depositados por la generación de mariposas que hibernó en México en 2018-2019 y que regresó a Estados Unidos en esa primavera. Además, hubo una mayor presencia de hormigas debido a la humedad, depredador de los huevecillos.