México, D.F.- Pumas no pudo contra un rival ordenado e inteligente que le cerró todos los espacios y anuló su aparato ofensivo. Intentó por todos lados, incluso tuvo la primera llegada de gol, pero después desaparecieron del campo. Todos sus esfuerzos se quedaron en buenas intenciones, y ahora, con otra derrota a sus espaldas, el panorama de la calificación a la Liguilla se empieza a oscurecer. 

Un juego poco vistoso fue el que ofrecieron Pumas y América esta tarde en la cancha del Estadio Olímpico: los universitarios con un poco más ambición al ataque buscaron el gol desde los primeros minutos ante unas Águilas que dieron prioridad a mantener el orden en la defensa y atacar con pelotas largas buscando a Christian Benítez y a Raúl Jiménez sus hombres más adelantados.

América fue poco a poco equilibrando el partido. Fue ganando metros en la cancha y en la primera jugada que se paró frente a la portería universitaria abrió el marcador por conducto de Daniel Montenegro

La derrota le complica el panorama a los Pumas, quienes con 20 puntos y seis por disputarse, tendrán que ganar los dos partidos que les restan y esperar  una combinación de resultados para meterse a la Liguilla. En tanto las Águilas llegaron a 27 unidades y se ubican en la cuarta posición de la General, empatado en puntos con León que sólo los supera por diferencia de goles.

AGENCIA