• Ignoran inestabilidad de tierra
  • Temen caída de piedras de gran tamaño sobre sus viviendas

San Andrés Tenejapan.- El camino a Tierra Colorada y la Curva del Piojo constituyen una zona inestable durante la temporada de lluvias, lo que pone en riesgo a los pobladores; sin embargo, las autoridades municipales ignoran el problema y nada hacen en materia de prevención.
Pobladores dieron a conocer lo anterior e indicaron que existen antecedentes de la caída de rocas de gran tamaño que dañaron viviendas del área.
Hicieron notar de que a pesar de ser un lugar de alto riesgo carece de señalamientos que alerten a las personas del peligro que existe durante el ciclo de precipitaciones pluviales.
Añadieron que “Protección Civil tampoco cuenta con un plan de prevención y reacción para mitigar el peligro que existe”.
Precisaron que los tramos peligrosos están a la orilla de la carretera Orizaba-Zongolica, “hay casas y familias que viven en el área, además con las fallas geológicas que existen el lugar se torna más vulnerable y de mayor peligro”.