• Uno mecánico y el otro obrero
  • Los jóvenes fueron sacados de su vivienda; uno es yerno del Agente Municipal de Providencia

Cuichapa.- Un grupo armado irrumpió en una vivienda de la colonia Puente de Fierro de Providencia, “levantó” a dos jóvenes y los ejecutó en la parte trasera de una casa que comunica con unos matorrales.
Los sujetos sacaron a David Velázquez Guerrero, 23 años y Roberto Emmanuel Vázquez Aguilar, de 20 años, y se los llevaron hacia atrás, donde los mataron y luego escaparon sin problemas.
Entre las víctimas está un obrero del ingenio, yerno del agente municipal de Providencia, Crisóforo
Figueroa, y un mecánico de Providencia.
La Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto de Córdoba inició ayer un expediente por homicidio calificado contra quienes resulten responsables y ordenó una revisión de la zona del hallazgo, en busca de más evidencias.
Los primeros informes indican que el grupo armado llegó alrededor de la una de la mañana a la colonia Puente de Fierro, ejecutó a sus objetivos y no fue sino hasta las cuatro de la mañana cuando las autoridades locales confirmaron los disparos y pidieron apoyo de autoridades correspondientes.
Aún cuando los primeros informes indicaban que las víctimas fueron “levantadas” por un grupo armado, se conoció que los individuos, llegaron directamente a donde se encontraban David y Roberto, los sacaron a punta de golpes y los tiraron en el monte
donde fueron ejecutados.
Autoridades confirmaron que la doble ejecución fue reportada a las cuatro de la mañana por el agente municipal y movilizó a corporaciones policiacas al localizar los cuerpos tirados boca abajo y con supuesto tiro de gracia en la cabeza.
La Policía Municipal de Providencia confirmó el doble asesinato, acordonó el lugar para preservar la escena del crimen y notificó a la Policía Ministerial Acreditable de Tezonapa.
Peritos técnicos criminalistas de Córdoba revisaron la zona en busca de evidencias, levantaron los cuerpos y los trasladaron al Servicio Médico Forense en Córdoba, para las diligencias e investigaciones necesarias.
Familiares de las víctimas reconocieron oficialmente los cuerpos, descartaron que los jóvenes tuvieran problemas como para ser asesinados.