ads
  • Uno de ellos militar retirado con grado de teniente
  • José Manuel Rojas,  ‘El Chanel’, Inés Antonio Domínguez, Eduardo René y Janet Guadalupe Osio; todos oriundos de Acatlán, fueron hallados en una camioneta

Omealca.- Cuatro comerciantes acatecos, entre ellos un teniente militar retirado y una mujer, fueron encontrados muertos, esposados y ejecutados en una camioneta Toyota Tacoma gris, dos dentro de la cabina, otro tirado boca abajo en la batea y el cuarto, en el asfalto, en la carretera Loma Mulato-Matatenatito, en la zona del llano.
Las víctimas fueron levantadas el martes, apareciendo muertas ayer, con varios balazos en el cuerpo. A un lado de los cadáveres se encontraron cartuchos percutidos calibres .223, 5.56 .380 y 45, lo que confirma que los sicarios utilizaron cuatro tipos de armas para ejecutarlos.
Los cuerpos fueron identificados como Inés Antonio Domínguez “N”, de 37 años de edad, comerciante y mecánico, José Manuel Rojas, de 38 años (a) “El Chanel”, comerciante de semillas, Eduardo René, de 42 años, militar retirado con grado de teniente y Janet Guadalupe Osio, de 30 años de edad, comerciante de Guadalupe de Reyes, todos del municipio de Acatlán de Pérez Figueroa.
Los cuerpos fueron encontrados alrededor de las 07:00 horas de ayer por unos pobladores que circulaban sobre la carretera Loma Mulato-Matatenatito, unos 350 metros antes de la comunidad, y notificaron del hallazgo al número de Emergencia 911.
Los primeros informes indican que los cuatro comerciantes salieron el martes en la tarde de Acatlán de Pérez Figueroa con dirección a Córdoba a realizar compras para la venta de cubrebocas, semillas y refacciones para la reparación de una camioneta, en una Toyota Tacoma gris, placas XS-9622-A, propiedad del teniente militar retirado, Eduardo René.
En el camino presuntamente fueron interceptados por un grupo armado y fue hasta la madrugada del miñercoles cuando quedaron abandonados cerca de Matatenatito. Desde las puertas del lado del chofer, los sicarios dispararon rifles de asalto y armas cortas hasta confirmar su muerte.
Janeth quien se encontraba en el asiento trasero del lado del copiloto, se salió al abrirse la puerta y quedó tirada a un lado del camino. El teniente militar murió en la batea de su camioneta con varios balazos en el cuerpo.
Policías localizaron a un lado del camino un trozo de madera con una leyenda de la que no se tuvo información. Hasta el cierre de la edición no existían datos concretos o informes de los asesinos o el móvil que tuvieron para “levantarlos” y ejecutarlos.

Altercado
Informes oficiales indican que hace menos de dos años, el teniente militar retirado, Eduardo René, enfrentó un problema federal en Tuxtepec, Oaxaca, al ser detenido por la Policía Municipal de Acatlán con un cargamento de combustible de dudosa procedencia.

ads