ads
  • Lo confunde con delincuente

Acatlán de Pérez Figueroa.- Un futbolista de nacionalidad americana fue asesinado de un balazo en el cuerpo y otro menor de edad, se encuentra grave en un hospital de la zona, al ser baleados por un Policía Municipal que lo confundió con un supuesto delincuente, en Vicente Camalote.
Alexander Martínez Gómez, de 16 años de edad, quien jugaba para les UGM Orizaba de la Tercera División, murió al instante con un balazo en el cuerpo y su amigo, Carlos “N”, de 15 años se encuentra grave.
El asesinato del menor de edad, causó malestar de la población quien amenazó con salir a la calle a exigir justicia, ya que consideraron que se trató de una arbitrariedad policiaca.
Ayer mismo autoridades municipales de Acatlán de Pérez Figueroa. marcaron su postura por la situación que provocó el enojo de la población y confirmó la detención del policía que accionó su arma, dejándolo a disposición de la Fiscalía Regional por la muerte del futbolista y lesiones a otro menor de edad.
El asesinato ocurrió alrededor de las 23:00 horas del martes, cuando Alexander y otros amigos salieron a la tienda a compras un refresco, a bordo de motocicletas, en Vicente Camalote.
En el camino se encontraron con un filtro de seguridad de la Policía Municipal y al ver que no se detenían, uno de los elementos disparó contra los motociclistas para obligarlos a frenar.
Dos de los cuatro menores, quedaron tirados en el camino por heridas de bala. Alexander y el otro infante, fueron auxiliados y llevados a una clínica de Vicente Camalote, donde el futbolista falleció por complicaciones en su salud.
Carlos, la segunda víctima, permanecía ayer bajo vigilancia médica, por la gravedad de las heridas, su estado de salud fue reportado como delicado.
La Fiscalía regional de Acatlán de Pérez Figueroa inició ayer en la madrugada un expediente por la muerte del menor de edad y lesiones al otro contra quien o quienes resulten responsables.
A través de las redes sociales y en mensajes circulados por amigos y conocidos, confirmaron que la patrulla en la que viajaban los policías municipales, es la número 023 y exigieron castigo e investigación por la muerte del futbolista.

ads