Superiberia

El exdirector de una empresa estatal de gestión de activos fue ejecutado el viernes tras una condena por aceptar sobornos, una de las sanciones más severas impuesta en un caso reciente de corrupción.

Lai Xiaomin, de 58 años y que ocupó la dirección de China Huarong Asset Management Co., fue ejecutado por una corte en la ciudad de Tianjin, en el este del país, anunció el Gobierno.

El Segundo Tribunal Popular Intermedio de Tianjin dictaminó en enero que la sentencia estaba justificada porque Lai aceptó sobornos “especialmente grandes” que superaron los 600 millones de yuanes (93 millones de dólares) en un caso.

Vecino