Omealca.- Una sobrina del extinto Toribio Gargallo Peralta (a) “El Toro” fue ejecutada a balazos por sujetos armados que le cerraron el paso atravesándole un automóvil compacto cuando viajaba en una camioneta Ford Lobo azul, en la carretera Cruz Tetela-Rancho Nuevo.

Dos personas más, entre ellas una menor de edad, escaparon a pie hacia Rancho Nuevo donde fueron auxiliadas por un automovilista y trasladadas a un hospital debido a que una de ellas se encontraba herida.

Los primeros informes indican que los sicarios bajaron a Sandra Naredo, de 48 años de edad de su camioneta y ya en el piso dispararon en el cuerpo con rifles de asalto AK-47 (conocidas como cuerno de chivo) y R-15, no conformes, le dieron el tiro de gracia y después escaparon en vehículos.

La Policía Ministerial Acreditable (PMA) de Tezonapa y el grupo especial de homicidios de Córdoba centró diligencias en la escena del crimen e identificaron a las personas que resultaron heridas, se trata de una mujer y una niña, se las llevaron en un vehículo”.

De los agresores no existen datos concretos debido a que la población y automovilistas aseguraron que no vieron nada, sólo escucharon detonaciones en el camino a Cruz Teteta.

Informen señalan que hace unos meses, Guillermo Estrada, productor del ingenio La Providencia, esposo Sandra Naredo desapareció de la región y unos días después su cuerpo apareció en avanzado estado de putrefacción en el río Blanco.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 16:00 horas de ayer cuando la sobrina del extinto, Toribio Gargallo, conducía una camioneta Ford Lobo azul, de Cruz Tetela a Rancho acompañada de dos familiares.

Unos 150 metros antes de la gasolinera de Rancho Nuevo, un automóvil Volkswagen Derbi gris le bloqueó el paso al tiempo que sujetos armados dispararon en varias ocasiones y después la ejecutaron y su cuerpo quedó tirado en el camino.

La alerta por la ejecución provocó una fuerte movilización de la Policía Municipal, Fuerza Civil y grupos especiales del área de homicidios quienes realizaron diligencias en la zona.

A un lado de la camioneta y el cuerpo se encontraron cartuchos percutidos calibre AK-47 y R.15 y manchas de sangre, que, según informes, son de las personas que acompañaban a la víctima.