Acatlán de Pérez.- La tarde de este domingo, aproximadamente a las 14:00 horas fue encontrado un cuerpo sin vida el cual fue tirado en un arroyo que se encuentra entre unos cañales en la comunidad de Aserradero, una llamada a la comandancia municipal de Acatlán de Pérez, fue la que alertó a la Policía municipal del hallazgo, elementos del Ejército así como autoridades ministeriales y municipales sitiaron el lugar para poder realizar el levantamiento del cuerpo.

Según datos recabados por las autoridades el cuerpo tenía un disparo de grueso calibre en la cabeza y con una estaca que le atravesó el cuerpo el cual tenía un letrero que decía, (este es el costal secuestrador sicario y Z… Sigues tú Liendre,  A.T.T.  CJNG. (Cártel de Jalisco Nueva Generación) fue un campesino que caminaba por el lugar y al ver el cadáver dio aviso a la Policía municipal.

El cuerpo tenía huellas de tortura y fue ultimado con el tiro de gracia.

Al lugar de los hechos arribó personal del Ministerio Público quien ordenó el levantamiento del cuerpo el cual fue trasladado al anfiteatro del panteón municipal de Acatlán donde fue depositado esperando que algún familiar lo reclame.

Investigaciones ministeriales apuntan que el cuerpo pertenece a la persona que en vida llevó el nombre de Justino Contreras Sánchez de aproximadamente 40 años de edad, quien tenía su domicilio en la comunidad de Laguna Chica, esta persona se desempeñaba como taxista en Cosolapa pero de un tiempo a la fecha al parecer dejó el taxi para dedicarse a trabajar el campo en su pueblo.

Autoridades mencionaron que no tenían reporte de la desaparición de este sujeto ni denuncia formal, por lo que se ignora desde cuando fue ejecutado, pero mencionaron que tendría aproximadamente unos 3 días de muerto por la rigidez y descomposición del cuerpo.

Elementos del Ejército así como policías estatales, ministeriales y municipales implementaron un fuerte operativo por la zona tratando de investigar indicios que los lleven al esclarecimiento del crimen y poder dar con los responsables.

De la redacción

EL BUEN TONO