Córdoba.- Un jugador de futbol integrante de la Liga Cordobesa, murió al mediodía del domingo, cuando era trasladado al hospital de la Cruz Roja, tras desplomarse por un paro cardiaco, cuando se disputaba un encuentro en los campos de la congregación La Patrona, en el municipio de Amatlán.

Compañeros del fallecido, familiares y demás futbolistas se concentraron en la benemérita, donde permanecieron sin dar crédito a lo sucedido. De acuerdo con lo indicado por algunos familiares, el jugador gozaba de buenas condiciones de salud, aunque eventualmente sufría dolor de pecho.

El infortunado que respondía como Miguel Ángel Montalvo Hernández, de 40 años y quien tenía su domicilio en la calle 19, entre avenidas 14 y 16, de la colonia Las Flores, formaba parte del equipo Santos, de la Liga Cordobesa de Futbol Amateur.

Fue alrededor de las 12:00 horas de este domingo, cuando en el campo de La Patrona, en el municipio de Amatlán de los Reyes, se desarrollaba un partido de futbol entre el mencionado equipo y un equipo local.

Durante el encuentro y aparentemente por la actividad que desarrollaba el jugador, sufrió una descompensación que lo llevó a desplomarse en el terreno de juego, donde de inmediato fue asistido por sus compañeros, quienes alarmados llamaron a los servicios de emergencia.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, quienes le aplicaron primeros auxilios y lo trasladaron al hospital de la institución, pero cuando era asistido por técnicos en urgencias médicas sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Mientras era bajado de la ambulancia, los paramédicos trataban de reanimarlo, dándole pulsaciones eléctricas en el pecho, ante la mirada de varios amigos y familiares que ya lo esperaban afuera del hospital, entre ellos su esposa, quien emitía gritos desgarradores, pidiéndole a su marido que no la dejara sola.

 

ELEUTERIO ESPINOZA 

EL BUEN TONO