CDMX.- El Ejército Mexicano, asignado al resguardo de ductos e instalaciones de Pemex, ha sido atacado en al menos 30 veces por huachicoleros, principalmente en Tamaulipas, Hidalgo y Guanajuato en lo que va del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador,de según con datos oficiales. 

Como parte de la estrategia federal contra el robo de combustible, el Ejército fue requerido para combatir el huachicol.

Cabe recordar que el pasado 23 de marzo, en el marco de la Estrategia Nacional contra el robo de combustible, el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Sandoval, anunció la movilización de 4 mil 700 efectivos para el resguardo de Refinerías y el patrullaje a ductos de Pemex.

En junio, la Sedena informó que mantenía a 2 mil 800 efectivos para el patrullaje a ductos de Pemex, ante el constante reporte de “piquetes” a la red de distribución, tanto de gasolina como de gas LP.

Reportes de la Sedena, indican que las tropas han sido blanco de 30 agresiones armadas con saldo de dos militares heridos y sólo tres huachicoleros detenidos.

Nueve agresiones se realizaron en Tamaulipas, que se ubica en el sexto lugar en el ranking de los estados con más piquetes a ductos, seguido de Hidalgo, entidad que figura en primer lugar en tomas clandestinas y que reporta ocho ataques a personal militar.

Guanajuato, que se ubica en cuarto lugar de piquetes a ductos, reporta cinco agresiones a soldados, mientras que Nuevo León y el Estado de México suman cada una tres agresiones a las fuerzas armadas.

En Puebla, los huachicoleros agredieron dos veces a los militares, en los municipios de Tecamalcho y Esperanza, refiere el reporte castrense.