in

El berrinche de Elba Esther

Superiberia

 

nos quedamos esperando el Fin del Mundo, pero lo que sí vimos fue la reacción de Maquiaelba debido a la aprobación de la reforma educativa. Aunque van a cambiar las formas, dice, para que su sindicato manifieste su molestia. Así que cuando los miembros del SNTE regresen del crucero al que los mandó con todos los gastos pagados, tendrán que ponerse a recolectar firmas y demás menesteres para solicitar el apoyo de los ciudadanos en el que será su intento de echar atrás la reforma aprobada ayer.

Después del susto que le metió la reforma laboral enviada por Felipe Calderón, de la cual logró salir victoriosa, la llegada de Chuayffet a la Secretaría de Educación Pública, uno de sus non gratos y con quien tuvo grandes diferencias en el pasado, fue un adelanto de la posición del gobierno de Enrique Peña Nieto con respecto a la relación que éste quiere mantener con Elba Esther. Se confirmó con la iniciativa de la reforma educativa que le ha quitado la sonrisa a Maquiaelba, la misma que ya dijo será motivo para recurrir a cualquier instancia que pueda proteger la integridad de los trabajadores, como la mismísima Organización de las Naciones Unidas.

Ni modo, Elba Esther cierra el año anotando complicaciones para el inicio del siguiente. Complicaciones que no imaginó y que la ponen oficialmente en pleito con el presidente Enrique Peña Nieto a menos de un mes de haber comenzado el sexenio.

Que si la evaluación universal, que si las modificaciones constitucionales. El chiste es que a Elba Esther no la cae nada bien que su sindicato, representado de forma vitalicia en su persona, vaya perdiendo el poder para tomar decisiones que, sabemos, es uno de los juguetes favoritos de la maestra. Ya sólo falta que quieran meter mano en el manejo de los recursos, lo cual no sería mala idea y entonces sí la veríamos perder el control… pero de su carácter. Por lo pronto, ha anunciado que los maestros no se manifestarán como normalmente lo hacen, en las calles, por eso el llamado a solicitar firmas. Qué bondadosa Maquiaelba .

A ver cuánto le dura el berrinche a Elba Esther, porque esperamos que la postura que el gobierno federal tiene con ella sea inamovible, que al fin ella deje de tomar decisiones que en nada han ayudado a mejorar las condiciones, ya no decir educativas, sino las de los mismos maestros que deben entregarle diezmo, digo, cuota sindical para que ella sea una de las mujeres del país, que más gasta en ropa.

Por lo pronto, ayer el mismo Peña Nieto reconocía en su cuenta de Twitter el trabajo de los legisladores que aprobaron la reforma, una más de las beneficiadas por la luna de miel de inicio del sexenio y el Pacto por México.

Vicente Guerrero

Agresivo y creativo

Realizan conferencia sobre la protección de datos personales