Córdoba.- Al cumplirse un año del atentado que sufrió diario El Buen Tono, el aún procurador de Justicia, Amadeo Flores Espinosa, no ha podido resolver el caso.

La noche de este miércoles, trabajadores de este rotativo y empresas hermanas, protestaron ante la Subprocuraduría de Justicia para exigirle al fiscal dé a conocer los avances de la investigación y castigue a los responsables. Y es que, ahora ya conociendo al autor intelectual de nombre Reynaldo Bernardi Castelán, así como al material “El Chilango” y teniendo el video en sus manos, el Procurador no ha hecho NADA al que ordenó incendiar  las instalaciones de esta casa editorial.

En punto de las nueve de la noche José Abella se presentó a declarar ante el fiscal del Ministerio Público, Benito Carpinteiro Solano, exigiendo que encarcelen al que mandó a matar a El Buen Tono; “no vamos a estar un año más esperando a que resuelvan, nos queda claro que no fue el Procurador, sino la Marina, quien detuvo al que se autonombró el autor material del atentado “El Chilango” por órdenes de Bernardi Castelán, por lo tanto, exijo que esto no quede impune, porque la impunidad es la que ha dado origen a esta inseguridad, pues ya hasta a los hijos de gobernadores matan; ya no es momento de seguir tapando a los delincuentes. Si el Procurador ya tiene esos señalamientos lo que queremos son hechos y que Amadeo Flores honre la palabra del Gobernador cuando dijo ‘caiga quien caiga’, y nosotros seguimos esperando a que caigan, porque la primera consigna de un gobierno es brindarle seguridad a la población”. Posteriormente el licenciado David Ambrosio Molina amplió la declaración como representante legal de El Buen Tono.

Este atentado se gestó el 5 de noviembre del año pasado, aquella noche, 18 sujetos armados ingresaron a las oficinas del rotativo y además de destrozar computadoras y teléfonos, rociaron gasolina y le prendieron fuego a  las oficinas.