• En la Sierra de Zongolica
  • Se cree que los perros xoloescuintles ayudan a pasar a la otra dimensión.

Zongolica.- La tradición del Día de Muertos trae consigo el misticismo y las leyendas, algunas zonas como la cueva de Las Calaveras es visitada, aunque en estos tiempos de pandemia no se está permitido el arribo de las personas.
Cuenta la leyenda que en el lugar, ubicado entre Tequila y Magdalena, se hacían rituales para honrar a los muertos cuando estos llegaban a sus lugares de origen, a fin de degustar los alimentos que eran de su agrado y que son preparados por sus familiares.
Es de resaltar que se han encontrado vestigios históricos, aunque por la falta de vigilancia registran saqueos de piezas históricas.
Se menciona que los perros xoloescuintles son los que ayudan a cruzar el Mictlán, es decir, el paso hacia el descanso eterno, por lo que son importantes en la cultura mexicana.
Las personas ponen altares con diversos alimentos en sus hogares y según las creencias, los primeros en arribar son los niños del limbo, que no fueron bautizados y para el día 2 de noviembre los adultos.
Este año la tradición no será igual, ya que la pandemia de COVID-19 hará que los altares sean más pequeños e impedirá las reuniones para festejar la fecha.