Andrés Timoteo
Columnista

EN SUS MARCAS…
A la par del inicio de Las Posadas, hoy miércoles también se activa el cronómetro electoral que tendrá su momento fulminante el 6 de junio del 2021 cuando los veracruzanos acudan a las mesas de votación para renovar los 212 ayuntamientos, los cincuenta escaños del Congreso local y los veinte legisladores federales que irán a despachar a San Lázaro.
Será, en su conjunto, la elección más grande en la historia del país porque convergerán comicios para los tres órdenes: federal, estatal y municipal. En total son 3 mil 528 representantes populares -ediles, parlamentario y gobernadores- a elegir. En quince entidades se renovarán las gubernaturas, también los 500 integrantes de la Cámara de Diputados, mil 063 legisladores de los 30 congresos estatales y mil 926 alcaldes.
A diferencia del resto del país que inició el proceso electoral en septiembre, en Veracruz apenas arrancará hoy debido al capricho mal llevado del morenista Cuitláhuac García y de sus baldados diputados, que impulsaron una reforma electoral para retrasar los tiempos y tratar de acotar a la oposición ahorcándola financieramente, además de desaparecer los centros municipales de conteo de votos a fin de manipularlo.
Hubo que esperar a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) anulase esas modificaciones inconstitucionales y, entonces, con tres meses de retraso el Organismo Público Electoral (OPLE) instalará este día el Consejo Electoral. Igualmente, desde hoy todo acto y acción del gobernante estatal, los alcaldes, los diputados y demás servidores públicos estarán bajo la lupa porque cualquier pronunciamiento, apoyo abierto, uso de recursos e infraestructura públicos y promoción personal y de partidos políticos deberá ser fiscalizado.Cualquier devaneo para favorecer a un proyecto partidista usando el cargo o los dineros públicos tendrá responsabilidades penales. No hay que olvidar que la reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales ya incorporó desde el mes de octubre la prisión preventiva oficiosa a quienes cometan delitos electorales y concretamente hagan uso de los programas sociales y recursos del erario para apuntalar a un partido o candidato. Legalmente se tiene la herramienta para mandar a prisión a los funcionarios abusivos -federales, estatales o municipales- que incurran en tal ilícito.
En Veracruz hay 14 partidos políticos que intervendrán en los comicios ya sea postulando candidatos en solitario o en coalición. Los más grandes son Morena, PAN, PRI, PRD con la ‘chiquitada’ tradicional que son el PVEM, PT y Movimiento Ciudadano. Además, los nuevos partidos que obtuvieron su registro, tres de corte federal: Partido Encuentro Solidario (PES), Fuerza Social por México (FSM) y Redes Sociales Progresistas (RSP).
Y cuatro locales: Podemos, Unidad Ciudadana, Bienestar y Justicia Social, y Todos por Veracruz que no ofrecen nada nuevo ni tienen personas decentes al frente ni buscan ganar la representación popular sino fungir como parapetos para facilitar el triunfo de terceros. Ninguno de los siete partidos nuevos podrá coaligarse formalmente y llevarán candidatos propios con los que intentarán sorprender a los ilusos votantes. Tal es el panorama de los participantes.
Es sabido que además de las 15 gubernaturas en juego – Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas- la competencia más importante y decisoria del futuro del país es la renovación de la Cámara de Diputados.
Si Morena, el partido presidencial, pierde la mayoría de San Lázaro se podrá dar por terminada -o mejor dicho inconclusa- la “cuarta transformación”. El presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá un contrapeso en el Poder Legislativo que revertiría los cambios hechos, frenaría los que están pendientes y también tendría la capacidad de llevarlo a juicio y hasta promover su destitución.
Lo mismo en Veracruz donde los pronósticos son más negros para el cuitlahuismo, porque es muy probable que Morena pierda la mayoría en el Congreso local y entonces iniciará la pesadilla para el gobernante en turno.  La pérdida del control en el Poder Legislativo será el golpe mortal para el morenismo en la aldea.
DUARTISTA INFLADO
En este contexto, desde la semana pasada soltaron diversas versiones en torno al constructor duartista y actual diputado federal de Morena por Boca del Río, Ricardo Exsome Zapata sobre que asumiría la Subsecretaría de Economía ahora que llegará a la titularidad de esa dependencia la norteña Tatiana Clouthier, también legisladora federal. Vaya, se juntará el hambre con la necesidad, porque ninguno sabe nada de administración pública. Clouthier es maestra de inglés y Exsome ingeniero mecánico.
Tampoco ninguno tiene buenas cuentas que entregar a sus representados. En el caso de Clouthier ella es plurinominal, o sea, no la eligieron en las urnas mientras que Exsome Zapata nunca regresó a su distrito ni gestionó nada para sus electores ni propuso una sola ley que les facilitara la vida. No ha hecho cosa alguna como representante popular más que los negocios con la obra pública para su empresa y que pronto saldrán a la luz.
Aun con eso, sus panegiristas también lo promocionan como candidato a la alcaldía de Veracruz, misma que ya perdió en el 2018. No se necesita escudriñar mucho para ver que a ese diputado lo ‘inflan’ porque es el único prospecto que tiene Morena en la zona conurbada. Están tan escasos de opciones que solo les queda tratar de engañar nuevamente a los electores.
Si Exsome asume la subsecretaría federal queda descartado para la contienda del 2021, pero el colmo es que sus promotores ya difunden el bulo que ese cargo federal sería el trampolín para la candidatura a la gubernatura en el 2024. Y en su mundillo tienen razón, pues si Cuitláhuac García, otro ingeniero mecánico, lo logró, ¿por qué Exsome no? Por supuesto que el constructor duartista está más que puesto para tocar la flauta. Risas.
 
LEY CLIMA
Un mensaje poderoso para el mundo se dio ayer en Francia, pues el presidente Emmanuel Macron anunció la celebración de un referéndum para incorporar a la constitución la defensa del clima y la preservación del medio ambiente como obligación inalienable. A la carta magna se agregarán términos como “biodiversidad”, “medio ambiente”, “ecologismo” y “lucha contra el calentamiento climático”. Todavía no hay fecha para la consulta, pero se dio como un hecho tras finalizar la quinta Convención Ciudadana por el Clima (CCF).
Lo anterior no es menor ni lejano para México y el resto de los países porque este mes se cumplen cinco años de la firma del Acuerdo de París cuyo objetivo central es atenuar el cambio climático que pone peligro el futuro de la humanidad. Este compromiso ha sido suscrito por 190 naciones, entre ellas la mexicana y busca reducir las emisiones contaminantes y alteradoras de la temperatura global para lograr el objetivo de mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2 grados Celsius y limitarlo a largo plazo a 1.5 grados.
Para el 2050 se cumplirá el primer lapso establecido en la Conferencia sobre el Clima de París (COP21), que dio paso a ese acuerdo global. Francia, siendo la sede de la lucha climática llevará a su constitución la obligación del Estado para salvaguardar el entorno ecológico, algo que es parte de los llamados ‘derechos de cuarta generación’. Hasta el momento, Bolivia y Ecuador eran los únicos países que habían incorporado ese tipo de derechos de la tierra a sus constituciones.
Ahora, Francia da el mensaje al mundo que son necesarias leyes supremas para garantizar el cuidado del planeta y su biodiversidad. Además, hay dos contextos inéditos para este proyecto plebiscitario-constitucional: la urgencia explicita de cuidar el entorno y disminuir la depredación del medio ambiente si la raza humana quiere sobrevivir que es la enseñanza que dejó en lo inmediato la pandemia de Coronavirus.  
Es decir, anteponer la salud, el cuidado de la ecología y la prevalencia de la humanidad a la economía y el afán de riqueza. La post-pandemia debe consolidar la reflexión y la acción. El otro es que una vez que el demócrata Joe Biden asuma la presidencia de los Estados Unidos -el lunes ya fue declarado ganador por el Colegio Electoral -, esta potencia volverá a adherirse al Acuerdo de París que había desdeñado el anaranjado Donald Trump.
 
PEREGRINOS GUARDADOS
En asuntos pandémicos, como se dijo al inicio del texto, hoy inician Las Posadas, la recreación del peregrinaje de José y María de Nazaret a Belén donde nacería Jesús hace dos mil años, según la leyenda bíblica. En México esos nueve días son de jolgorio total y convivencia cercana que este año es contraproducente. La pandemia de Coronavirus es un peligro real que termina en pesadumbre hospitalaria, muerte y luto.
Por eso la recomendación es que Los Peregrinos se queden en su casa, guarden confinamiento hasta que el peligro pase. No se puede anteponer la fiesta ni una fe mal entendida sobre la salud colectiva. El relajamiento que se dé en estas fiestas decembrinas se verá reflejado en infectados y muertos para inicios de enero. Hay cuidarse, evitar la exposición al virus gripal para que el año próximo todos puedan cargar Los Peregrinos. Hoy son, literalmente, días de guardar.