Por  Andrés Timoteo

VULGARIDAD

Las cosas extrañas que suceden en el sexenio gubernamental pues la borrachera del poder ha pegado duro, no tanto al gobernante, sino en sus subalternos, algunos de ellos de baja estola, que mediáticamente se exhiben faltos de pulcritud y con una arrogancia insultante al grado de convertirse en gárrulos vulgares.

 En la administración pasada, el entonces gobernador Fidel Herrera dio la pauta  para que la vulgaridad se convirtiera en discurso oficial. Hay que recordar lo que le dijo a una periodista en plena campaña electoral del 2004 cuando lo cuestionó sobre los exámenes de orina que su rival, el candidato panista a la gubernatura, Gerardo Buganza le exigía para que comprobara que no era adicto a estupefacientes.

A la comunicadora le soltó dos frases: “pon las manos”, aludiendo a que allí iba a depositar la muestra de orina -es decir, la iba a orinar por haberse atrevido a hacerle la pregunta- y “no temas que sólo Judas temió”. Y se armó el escándalo, un conductor de televisión lo acusó de usar un “lenguaje de carretonero” e inmediatamente vino el despido de la televisora. Después para calmar el escándalo lo recontrataron pero el resbalón verbal sólo fue el inicio de una sarta de frases que hoy forman parte del anecdotario verbal fidelidad.

 Las víctimas de la vulgaridad del ex gobernante narran que predominó la ofensa y la insidia con lenguaje soez. Nadie se salvaba ni siquiera sus colaboradores más cercanos ni los alcaldes, ni los legisladores, ni los empresarios, ni los reporteros.

 Hoy la vulgaridad acompañada con los tragos mareadores del poder al parecer ya regresó al gobierno estatal pero no en el Ejecutivo, que hasta donde se sabe ha guardado las formas  porque él fue uno de los que sufrieron la sorna corriente de su ex jefe, sino en colaboradores que andan ebrios de prepotencia y que presumen que son intocables por la “cercanía” al matrimonio gobernante, al menos eso arengan.

  Pero no es la primera vez que el funcionario muestra el cobre y también la prepotencia al grado de ofender a los gobernados. Hace un par de semanas en una carta dirigida a un medio de comunicación, Nemi Dib tildó de “intoxicados” -léase drogados- a un grupo de personas que se manifestaban en el municipio de Río Blanco exigiendo peticiones de carácter social. Eso fue en la carta porque en la discusión con los manifestantes, el funcionario estatal les lanzó ajos y cebollas como si fuera una lavandera de vecindad, con todo respeto para las señoras que lavan en la vecindad pues la mayoría son más decentes de Nemi Dib.

 Ahora los que reclaman una obra o servicios sociales que por ley tienen derecho, están “intoxicados”. El pedir a las autoridades que cumplan con su deber es demostrar que son drogadictos y no están en sus cabales, según la filosofía del inefable Nemi Dib. Este señor anda imparable y se siente todo poderoso porque presume ser el que escribe los discursos de la primera dama estatal y del gobernante en turno. Lo necesitan, cuenta a sus allegados, y bajo ese argumento sin ningún freno lanza majaderías a los ciudadanos. Al parecer ya hasta tiene permiso de hacer de la vulgaridad la distinción del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

 

NON GRATOS

Lo prometido es deuda y los mexicanos radicados en París le hicieron honor a la raza, es decir, se movilizaron y gritaron en los últimos dos días para repudiar al copetón Enrique Peña Nieto en su vista a Francia. La comunidad mexicana declaró al mexiquense como persona non grata pues “surgió de un fraude escandaloso y no representa al pueblo de México sino a una pequeña oligarquía que compró las elecciones de julio pasado”.

 “¡Fuera Peña…fuera Peña…repudio total al fraude electoral!”, corearon unas cincuenta personas congregadas la tarde del miércoles en la Plaza de los Derechos Humanos, antiguamente llamada Trocadero y que se ubica frente a la emblemática Torre Eiffel. Al medio día, otro grupo de mexicanos intentó manifestarse frente al Palacio del Elíseo donde Hollande recibió la visita de Peña Nieto pero fueron desalojados por la policía.

 Ya en la Plaza de los Derechos Humanos los manifestantes, acompañados por un danzante azteca que produjo la atracción de cientos de turistas, desplegaron las mantas y pancartas que no pudieron exhibir frente al Palacio del Elíseo. Las más grandes estaban escritas en francés: “Mexique: un violeur des droits de l´homme au pouvoir” (Mexico: un violador de los derechos humanos en el poder) y ¡Ni PRI ni Cartel, democratie réelle!! (Ni PRI ni el cártel, democracia verdadera).

 Las otras fueron en español: “¡Fraude. EPN no es mi presidente!, ¡EPN Vendepatria. El Petroleo es nuestro!, y ¡EPN, narco-presidente corrupto!. Durante la protesta, los manifestantes, adheridos en su mayoría al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), #YoSoy132 Internacional y #YoSoy132 Académico, leyeron la carta que en los días previos muchos enviaron al presidente Francois Hollande pidiéndole no recibir a Peña Nieto, pues compromete la defensa que Francia ha hecho históricamente de la democracia y los derechos humanos.

 También leyeron un posicionamiento de la comunidad de mexicanos radicados en París en el que cuestionan que el mexiquense esté ofreciendo la privatización de Petróleos Mexicanos y el rescate de países europeos en crisis cuando en México hay más de 40 millones de personas en extrema pobreza que son a los que tiene que rescatar.

 “No lo reconocemos como presidente de México y puede estar seguro que a cualquier parte del mundo que se presente,  así como ha sucedido en Berlin (Alemanía), Madrid (España), Londres (Gran Bretaña) y aquí en París, siempre habrá alguien de nosotros que le recuerde a él y a (Felipe) Calderón que son personas non gratas”, dijeron.

 Y agregaron: “Ambos, Peña Nieto y Calderón ya pasaron a la historia como lo peor de México, y haremos lo posible para evitar que hagan lo que se proponen. Son una banda de facinerosos y violadores de derechos humanos. ¡Viva México sin PRI!”. La última frase fue repetida en coro junto con “¡Peña entiende, la patria no se vende…Peña entiende, Pemex no se vende!”. 

Por la noche, los manifestantes se trasladaron al hotel Le Meurice, donde el mexiquense se hospedó -y cuesta mil 500 euros la habitación, unos 25 mil pesos y que, obviamente se pagaron con dinero de todos los mexicanos- y proyectaron sobre la fachada del edificio la frase “Ici longue un assassin:EPN” (Aquí se hospeda un asesino: ENP).  El copetón no fue bienvenido en Francia ni en Alemania ni en España ni en Reino Unido, al menos por los paisanos que radican en estos lugares.

 

MONTPELLIER

En Francia acaba de concluir la Feria Internacional de Montpellier que en su edición número 64 estuvo dedicada a América Latina. A ella asistieron 50 artistas mexicanos y varios de ellos provenientes de Veracruz. Muchos de los artistas mexicanos impresionaron a la comunidad intelectual reunida en Montpellier por sus habilidades para la creación, la música y la danza.  Dos de los más reconocidos en la feria,  y que en sus últimos días de estancia en Francia visitaron la Torre Eiffel donde se encontraron con otros mexicanos que participaban en la protesta AntiPeña, son Josías Campos Zepahua y Flavio Zepahua Cotlame.

 El primero es artista plástico que pertenece al Centro Cultural Hispanoamericano de Orizaba y el segundo un danzante  originario de Ixtaczoquitlán, también en la zona centro de Veracruz. Del puerto  jarocho expusieron Erika y Graciela, dos artesanas textileras expertas en el teñido de vestidos mientras que de Córdoba participaron los trovadores Mario y José. Enhorabuena por ellos que sí ponen en alto el nombre del país.