in

EL MINUTERO

Superiberia

CASTIGO AL FELÓN

Entre ellos se llevan pesado y los despechados transpiran tanto dolor como tosquedad. El fin de semana, el exalcalde de José Azueta y Tierra Blanca, Tito Delfín Cano, fue detenido y llevado al penal de Pacho Viejo donde un juez le dictó seis meses de prisión preventiva. Y no, está vez no fue acusado del socorrido delito de ‘ultrajes a la autoridad’ por romperle la camisa a un policía al resistirse a la aprensión sino de fraude, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.

Al menos eso fue lo que informó la Fiscalía estatal, aunque el gobernante en turno, Cuitláhuac García agregó un delito más: enriquecimiento ilícito, según dijo ayer a los reporteros de Jalapa. Además les hizo una confesión muy ideográfica como intento de justificación señalando que las investigaciones judiciales vienen de tiempo atrás, algunas de hace nueve años, y todas fueron iniciadas en gobiernos anteriores no por el suyo. En pocas palabras, nuevamente García Jiménez no se resistió a guardar el silencio prudente y actuó como vocero de la Fiscalía y juez al señalar la culpabilidad anticipada del reo.

Sus dichos son indicativos porque revelan la trama: le juntaron todas las pesquisas a Delfín en una sola diligencia liberaron la orden de encarcelamiento. El agregado, todavía más indicativo -aún cuando García Jiménez no lo haya expresado abiertamente-, es que el detenido es el candidato a presidir la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) y el colofón, mucho más ilustrativo, es que abandonó el pacto que tenía con palacio de gobierno y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para pasarse, ahora sí, a la oposición.

Lo peor es que lo hizo para sumarse al yunismo, la corriente panista que lidera el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares el hiper odiado del régimen estatal. Es cosa pública que el grupo que arropa a Tito Delfín acordó con los Yunes quitarle la dirigencia estatal a Joaquín Guzmán Avilés un aliado evidente de palacio de gobierno y esa traición se la están cobrando. En el 2019, Guzmán Avilés al lado de Delfín Cano, quien es actualmente el secretario general del panismo, hicieron arreglos con el régimen cuitlahuista y este los ayudó a ganar los comicios internos a fin de controlar el partido azul.

El azuetense -que no terrablanquense- pactó apoyado con otros de su corriente -llamada un tiempo la ‘Muralla Azul’ o el ‘PAN Rojo’ – entre ellos el exdirigente estatal y actual diputado local Enrique Cambranis, el exalcalde porteño y senador Julen Rementería y, hablando de la zona centro, el exdiputado federal e integrante en estos momentos de la dirigencia estatal, Víctor Serralde Martínez – o como se llame realmente – quien también controla la estructura oficial del panismo cordobés.

Esa alianza con palacio de gobierno funcionó muy bien para los comicios de este año, pero algo se rompió y hubo desprendimientos de algunos de los pactistas que decidieron dar la voltereta y acordar con los Yunes. Ese es el pecado fatal de Delfín. No defraudar, no robarse el dinero municipal ni abusar del cargo público. No, el gobierno cuitlahuista está castigando a su felonía, el haberlos traicionado y unirse al espectro que teme y odia, ese que representa el exgobernante Yunes Linares.

Y como siempre, el sello de la casa no pudo faltar. Son demasiado burdos porque al traidor lo escarmientan en plena contienda interna del panismo cometiendo una intromisión a la vida partidista ajena. Lo hacen también con la intención de ayudar a su aliado aun leal pero descobijado por los suyos, Guzmán Avilés. Sin embargo, la operación que debió realizarse como si fuera una microcirugía láser y que hicieron con hacha de carnicero, lo menos que hará es ayudar al tantoyuqueño del que ya exigen su expulsión los mismos panistas.

Con ese encarcelamiento le regalaron al yunismo un ‘mártir’ -aunque Delfín Cano no sea una persona decente ni mucho menos – y una bandera para ganar, desde ahora, la dirigencia partidista al menos en el discurso mediático y reivindicativo. Sonarán -ya suenan de hecho- por todas partes las palabras represión, persecución, intromisión políticas así como el señalamiento -muy justificado- de la instrumentalización del sistema judicial con los mismos fines. Vaya, algunos hasta comenzaron a decir que el detenido es otro preso político del cuitlahuismo. Todo es cierto, para ventaja de los zarandeados.

De esta manera, el fin de semana García Jiménez, su secretario de Gobierno, Patrocinio Cisneros, su fiscala Verónica Hernández y su presidenta del Poder Judicial, Isabel Romero dieron cátedra de como zurcir con aguja capotera el percal político. No falta quien especule que con eso le regalaron la dirigencia partidista a los Yunes, aunque eso está por verse ya que son tan toscos que intentarán mantener a su fiel Guzmán Avilés al frente del partido a costa, incluso, de hacer votar a los propios morenistas a los que de ser necesario les pondrá vestidos azules. Ese es el nivel del debate y confrontación políticos de ellos.

TERROR INVERNAL

El próximo jueves se cumplirá un año de que se autorizó la primera vacuna contra la gripe Covid-19. Fue el 2 de diciembre del 2020 cuando en el Reino Unido aprobaron la dosis del laboratorio Pfizer-BionNTech y luego llegaron las de otras farmacéuticas. Inglaterra fue también el primer país en comenzar a aplicarla ocho días después. Igualmente a finales de diciembre se cumplirá el año de que inició la vacunación a nivel mundial.

Fuera de la vacuna no hay alternativas médicas de gran calado contra la peste. Ahora sí, como en los cuentos de conspiración: sin el piquete el mundo estaría a merced del maléfico bicho. Vale la pena la retrospección: ¿cómo se estaba hace exactamente un año, antes de que se liberara la primera inyección? En el caos pandémico y psicosocial. La vacuna le abrió la puerta a la sobrevivencia y, sin duda, a la esperanza.

Y un año de distancia, la expectativa sigue alrededor de la misma ya no por su obtención sino por su eficacia contra las mutaciones del SARS-CoV-2. Como ya se ha dicho, el virus tiende a cambiar, no es estático sino mutante, y mientras continúe circulando entre la gente también se hará más resistente a los fármacos.

De diciembre del 2019 -cuando se oficializó su existencia- a la fecha, el Coronavirus ha tenido cientos de mutaciones y algunas han dado variantes muy peligrosas por su capacidad de contagio y resistencia a los fármacos. Las más conocidas son la británica o Alfa, la sudafricana o Beta y la Delta o hindú muy contagiosas y que han puesto en jaque a la comunidad científica. Ahora mismo hay otras dos variantes que alimentan el pavor general.

Una es la llamada Delta Plus o AY.4.2 que apareció en Gran Bretaña y aunque se debería llamar Alfa Plus por el lugar de detección no porta esa nominación porque su sello genético deriva de la variante india. Se detectó en septiembre pasado y se extendió en Europa muy pronto. Es, tal vez, la protagonista inicial de la quinta ola pandémica en el viejo continente, aunque el Delta Plus es la preocupación menor para la ola invernal.

Lo que si ha puesto a todos los gobiernos con los ‘pelos de punta’ es otro mutante que viene del sur, la nueva variante de Sudáfrica identificada como B.1.1.529, a la que primero se comenzó a llamar Nu pero luego oficialmente la OMS bautizó como Ómicron conforme a la nomenclatura griega y que surgió, según los científicos, de más de 30 ciclos de mutación. Para hablar en el lenguaje computacional, el Coronavirus se ‘reseteó’ a sí mismo, comenzó desde cero perfeccionándose con las mutaciones anteriores y el resultado es una variante mucho más contagiosa y, lo más peligros, muy resistente a la vacuna.

¿Cuánto resistirán las vacunas actuales para hacerle frente a Ómicron? Algunos estudios afirman que hay dosis que disminuyeron hasta un 40 por ciento su eficacia frente a otras variantes anteriores, principalmente la Alfa y la Delta, y por eso ahora todos están apanicados con el mutante que viene de África. Tanto es así que la Unión Europea ordenó desde la semana pasada el cierre del espacio aéreo a vuelos provenientes de países subsaharianos y lo mismo hizo Estados Unidos otras naciones del orbe.

Es la medida inmediata y más eficaz para tratar de evitar la propagación de la nueva vaiante. Por cierto, ¿se acuerdan que en enero de este año el gobernante en turno de Veracruz, Cuitláhuac García, se dijo despreocupado por la variante Alfa alegando que no afectaría a la entidad porque ésta no tenía vuelos con Gran Bretaña? Risas. La referencia a esa anécdota se hace solo para ejemplificar la precariedad que tiene Veracruz con un mandatario tan osado en su ignorancia. ¿Qué sucederá cuando llegue el Ómicron al estado? Dios guarde la hora.

Por lo pronto, en Europa ante la detección de los primeros casos de infección con la nueva variante vírica y la crudeza de las temperaturas para la temporada invernal -que de hecho ya se registran – también se recomendó aplicar una tercera dosis a todos los ya vacunados. “Dose de rappel”, le llaman en Francia y ésta será obligatoria para los mayores de 65 años a partir del primero de diciembre y para los mayores de 18 desde 15 de enero.

Adicionalmente, la tercera inyección es obligatoria para que continúe con validez el ‘pasaporte-Covid’ o certificado de vacunación que es el documento que permite ingresar a determinados lugares, viajar e incluso acudir a los centros de trabajo. Iniciando enero también se aplicará la vacuna para niños mayores de 5 años.

Ah y también en Francia volvió a ser obligatorio desde el jueves la mascarilla para todos los que acudan a lugares de afluencia pública. Así, en Europa y en casi todo el mundo velan armas para la batalla invernal que se aproxima. “Winter is coming”, dirían en Juego de Tronos. Eso es lo que está pasando en el mundo como si fuera una historia de ficción.

Bueno, por todas partes menos en México donde la peste ya no existe según los negacionistas gubernamentales y hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a una concentración masiva en el zócalo de la Ciudad de México para éste miércoles a fin de festejar el tercer año de que comenzó su sexenio. No importa cuántos contagiados o muertos resulten del evento pues ni Ómicron detendrá el festejo del caudillo.

Toman padres de familia, Técnica Agropecuaria de Temaxcalapa

Mexicanos dominan el Maratón de la CDMX