CDMX.- El presunto líder de Guerreros Unidos, José Ángel Casarrubias Salgado, “El Mochomo”, interpuso un juicio de amparo ante el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, porque considera que su segunda detención, ocurrida el miércoles, fue ilegal, pues no se le mostró orden de aprehensión o de presentación.

Sin embargo, la demanda de garantías no ha sido admitida por el juez Augusto Octavio Mejía Ojeda, titular del Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, debido a que en el escrito no se presentan datos de la averiguación previa o carpeta de investigación, causa penal o carpeta judicial, en la que pudiera habérsele reconocido, además de que tampoco se hace la precisión del número específico de dicho expediente.

Por lo que se considera necesaria la ratificación de la demanda de juicio de amparo.

Ante ello, el juez ordenó al actuario acudir a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), con la finalidad de dar fe de las condiciones físicas en que se encuentra Casarrubias Salgado, quien está arraigado en el Centro de Investigaciones Federales de la Fiscalía General de la República (FGR).

Así como para requerir si es su deseo ratificar la demanda, advertido de que de no hacerlo se tendrá por no presentada.

Asimismo, el juez Mejía Ojeda concedió al líder del grupo criminal Guerreros Unidos la suspensión de plano contra cualquier acto de incomunicación y dio un plazo de 12 horas para que las autoridades informen del cumplimiento de la medida cautelar.