Fortín.- Este miércoles se cumplió un mes de la reapertura del tianguis de Fortín, donde acudieron cientos de personas de toda la zona para realizar sus compras. 
Por desgracia muchos de ellos ya no se instalaron, pues quebraron debido a que no tuvieron ventas y no pudieron adquirir más mercancía ni pagarle a sus empleados. 
En Fortín existen cinco tianguis que se instalan cada miércoles y donde se comercializa desde ropa hasta calzado, así como herramienta y comida. 
“Afortunadamente hay semáforo amarillo, pero por desgracia ya se perdieron miles de trabajos, miles de empleos, sin contar que estamos abriendo en el peor mes, que es el de la guayaba”, comentó uno de los líderes de los tianguistas.
“No sólo se abrió por capricho, se hicieron estudios, se habló con las autoridades sanitarias, se analizó la situación económica de las autoridades correspondientes”, anotó el entrevistado. 
Aunque se buscó a los vendedores del tianguis de San Martín Texmelucan para conocer el estado en que se encuentran sus agremiados, estos se negaron a proporcionar cualquier tipo de
información al respecto. 

Te recomendamos leer:

Danos tu Opinión: