Boca del Río.- La deuda que dejó el ex alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez, en Boca del Río, sigue sin ser aprobada por la Legislatura local por falta de sustentos.

El regidor primero del Ayuntamiento de Boca del Río, Gaspar Monteagudo Hernández, reconoció que algunos gastos no están bien sustentados, sin embargo, autoridades de la pasada administración están pendientes del proceso para remediar las recomendaciones de la Legislatura.

Dijo que hasta que la deuda no sea aprobada por el Congreso Local la administración actual no puede hacer los pagos para liquidarla, se deben actualmente 30 millones de pesos del último año de gestión de Miguel Ángel Yunes Márquez, quien incluso podría ser llamado a declarar por eso.