La descarga de los buques petroleros en los puertos de Coatzacoalcos y Tuxpan, Veracruz, comienza a normalizarse.

En la terminal marítima de Pajaritos, el buque Silver Ervilia, procedente de Costa Rica, ya abandonó el fondeadero luego de haber arribado al puerto desde el pasado 11 de diciembre y haber entrado a fondeo el 2 de enero.

El que estaría por terminar su descarga es el Emilius, fondeado desde el pasado 3 de enero, procedente de Houston, Estados Unidos.