Xalapa.- La juez de Control, María Mendoza Rosas, acusada de corrupción por familiares tras haber liberado a cuatro elementos de la Policía municipal de Paso del Macho, señalados de desaparición forzada y homicidio, será investigada por la Fiscalía General del Estado (FGE).

La encargada de la Fiscalía, Verónica Hernández Giadáns, aseguró que, usando los recursos que dispone en el marco de la Ley, se apelará la “inexplicable e injustificada” resolución de la Juez.

“La Juez determinó dejar en completa libertad y no vincular a proceso a cuatro personas detenidas por su presunta responsabilidad en el delito de desaparición forzada de personas y en homicidios”, afirmó.

El pasado 6 de febrero, tras una investigación, la Policía Ministerial ejecutó una orden de aprehensión contra cuatro sujetos, de los cuales dos eran policías municipales en activo de Paso del Macho, identificados como Bonifacio “N”, Getzemani “N”, José Luis “N” y Blas “N”.

“Primero, sí consideró que había elementos suficientes para determinar la posible responsabilidad de los implicados; sin embargo, en la audiencia de vinculación, el pasado día 11 de febrero, modificó su valoración o criterio y lo que para ella misma era delito, días después ya no lo fue y, lamentablemente, los dejó en completa libertad”, recriminó.

 Advirtió que no permitirá que se realicen este tipo de acciones que lastiman y agravian a la sociedad veracruzana.

Subrayó que estas cuatro personas detenidas están identificadas como altos generadores de violencia, pues se les investiga por su probable participación directa en cuatro homicidios, incluyendo la del exalcalde de Paso del Macho, Rafael Pacheco Molina.

Solicitó en el pleno de la Mesa de Coordinación para la Paz, realizar un requerimiento al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial para que se revise el actuar de la juez Dulce María Mendoza Rosas.