CD. Mendoza.- Al menos 9 mil pobladores de La Cuesta y Necoxtla son vulnerables al COVID-19, porque ahí el Comité de Salud Municipal y Protección Civil no contemplaron la instalación de filtros sanitarios; hay preocupación entre los pobladores porque en el municipio vecino de Soledad Atzompa ya hay casos positivos.

Habitantes de las comunidades manifestaron que desde marzo pasado que inició la pandemia, las medidas sanitarias se implementaron sólo en la cabecera municipal, como si la población de la zona rural estuviera excenta de la enfermedad o no fuera importante.

Consideraron que prevenir el virus es necesario, ya que gran parte de los residentes salen para laborar en los municipios vecinos, a empresas o a vender productos de casa en casa, lo que también implica el riesgo de contagio.

A lo anterior agregaron que la carretera estatal Ciudad Mendoza-Necoxtla es vía de comunicación para habitantes de las comunidades de otros municipios serranos, entre ellos Soledad Atzompa, en donde ya se registró un deceso a causa del Coronavirus.

La solicitud de los habitantes es que en la entrada a la carretera, en los límites con el Puente Viejo y Soledad Atzompa, se instalen filtros sanitarios, a fin de disminuir los riesgos de contagio entre las personas.