Los Ángeles.- La puesta en escena “Una noche de pasión”, protagonizada por David Zepeda y Angelique Boyer se presentó con lleno total en su primer temporada en el Teatro San Rafael, se dijo dentro del programa “Fórmula Perfecta”.

Se dice que fue con la aparición de Carlos de la Mota, con el papel del asistente gay, que le dio otro ritmo a la obra y que hizo que el público reaccionara. Él recalcó que este personaje es un reto para él y que se inspiró en sus amigos gay.

“Una de las cosas por las que acepté este personaje es porque es un reto sumamente importante, sino el más importante de mi carrera, es algo que nosotros los que pretendemos ser actores tenemos que afrontar retos y hacer personajes totalmente diferente a lo que hacemos y no quedarnos en la zona de confort”.

“Yo no tengo prejuicios ni tengo esta vista arcaica de que si haces un villano que mata gente, la gente no va a creer que mata gente, yo respeto mucho y tengo muchos amigos gays, de hecho si lo hago bien es porque agarré muchos tips de ellos, los respeto mucho y de verdad lo hago con mucho cariño y mucho respeto”.   

 

 Agencias