Los Ángeles.- Pidió una doble de cuerpo para las escenas provocativas de una película.

La que fuera una de las actrices más explosivas hace unos años, Jessica Alba, no está satisfecha con su cuerpo tras haber sido madre por segunda vez en 2011, por lo que exigió una doble para las escenas más provocativas.

“Sus formas habían cambiado cuando empezaron el rodaje y no podía conseguir volver a tener el cuerpo de antes, por lo que les dijo a los productores que quería una doble. Tiene un cuerpo espectacular, aunque para ella no es suficiente. Aunque ha dejado de comer carbohidratos y hace abdominales dos veces al día, aún no está satisfecha”, comentó una fuente a la revista Life and Style.

Jessica Alba, que desde joven ha arrastrado problemas debidos a su imagen, también podría haber vuelto a fumar para no pensar tanto en la comida.

“Ha vuelto a fumar recientemente para contener su apetito. Jessica batalló ciertos desórdenes alimenticios cuando era adolescente, y cuando está bajo presión por conseguir un buen aspecto para un papel, puede tener alguna recaída”, añadió.

Agencias