in

Escenario apocalíptico en Nueva York por incendios en Canadá

Superiberia

Habitantes de Manhattan dicen estar prácticamente viviendo un apocalipsis

EEUU.- El denso humo procedente de los incendios de Canadá, acompañado de un intenso olor a quemado, ha oscurecido este martes y este miércoles Nueva York y buena parte del noreste de Estados Unidos.

La visibilidad en la Gran Manzana se redujo casi por completo (imposible vislumbrar señales tan representativas como el pináculo del Empire State Building, siempre visible), mientras el cielo adquiría una coloración amarillenta, propia de las tormentas de arena de otras latitudes. Numerosos estados han emitido alertas por mala calidad del aire, que se puede prolongar durante días. Mientras las redes sociales se llenan de instantáneas de Nueva York y otras ciudades encapotadas bajo el humo.

Las autoridades meteorológicas han advertido de que las personas más sensibles a la mala calidad del aire, como los enfermos pulmonares y cardiacos, los niños y los ancianos, deberían limitar sus actividades al aire libre. El alcalde de Nueva York, Eric Adams, recordó en Twitter la necesidad de recortar la exposición “a lo estrictamente necesario” en el caso de enfermos con patologías de corazón o pulmón.

Las mascarillas han vuelto a las calles, como en tiempos de la pandemia. Alertas similares están vigentes en algunos condados de Connecticut, Massachusetts y Vermont y también más al sur, en Nueva Jersey, Maryland, Pensilvania y la capital federal, Washington.

El martes amaneció en la Gran Manzana con una lluvia ligera, seguido de claros y sol, hasta que a primera hora de la tarde el cielo, luminoso cuando el calendario se dispone a alcanzar el solsticio de verano y, con él, los días más largos del año, se tiñó de un amarillo cobrizo, punteado de rojo en zonas de la ciudad.

La visibilidad desde los puentes que conectan Nueva Jersey y su Estado gemelo, así como Manhattan con Brooklyn y Queens, era a media tarde casi nula, con apariencia entre la bruma y la niebla de los días de tormenta. Las cosas no han mejorado este miércoles. “Esto es como una barbacoa“, decía este miércoles un trabajador en unas obras del sur del Bronx sobre el olor a humo.

Durante buena parte del miércoles, el índice de calidad del aire en Syracuse, en el norte del estado de Nueva York, ha superado los 400 puntos, según la web oficial AirNow, cuya escala considera poco saludable cuando el nivel, establecido en función de las partículas en el aire, supera los 100 puntos y peligroso si supera los 300. Los mapas de dicha web muestran que la mancha de contaminación del aire alcanza estados tan lejanos como Florida o Texas, y afecta de forma grave a casi todo el noreste del país.

La calidad del aire en Nueva York alcanzó el martes por la noche sus peores niveles desde la década de 1960, según las autoridades y era la peor entre las grandes ciudades del mundo, desplazando a urbes como Yakarta o Nueva Delhi, que suelen encabezar el listado. “No hay un plan o un libro de jugadas para este tipo de problemas”, ha dicho Adams (D) en una rueda de prensa, en la que ha dicho que se trata de una situación “sin precedentes”.

La contaminación por el humo ha empezado a provocar retrasos y cancelaciones de algunos vuelos, aunque el tráfico aéreo no se ha visto gravemente afectado de momento.

Según el Centro Interinstitucional Canadiense de Incendios Forestales, este martes había en Canadá más de 400 incendios forestales activos, lo que agravaba una temporada de incendios ya de por sí intensa y que se espera que empeore. Más de 200 de los incendios estaban fuera de control, según la citada agencia. Hasta este lunes, más de 26 mil canadienses habían sido evacuados de sus hogares a causa de los fuegos.

Las escuelas de varios estados han cancelado los deportes y otras actividades al aire libre, trasladando el recreo y la hora del almuerzo al interior, informa AP. Las carreras de caballos en directo se cancelaron el miércoles y el jueves en Delaware Park Wilmington.

Los organizadores del Global Running Day, una carrera virtual de 5 kilómetros y una celebración del running, publicaron una advertencia en su sitio web aconsejando a los participantes que vigilaran la calidad del aire en sus ciudades y cambiaran sus planes de correr en consecuencia.

Algunas manifestaciones políticas, desde Manhattan hasta Harrisburg (Pensilvania), se trasladaron al interior o se pospusieron, y los guionistas de Hollywood en huelga fueron retirados de los piquetes en el área metropolitana de Nueva York.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

¿Dónde está el presidente? Nadie sabe quién decide en Orizaba

Positivos, operativos en verificentros, reconoce un concesionario