• La Nochebuena y Navidad
  • Jerarcas católicos piden fortalecer la unión familiar, sin congregarse en las celebraciones navideñas ni poner en riesgo la salud.

Región.- En plena crisis de salud, angustia y tristeza por la pandemia del Covid-19, sacerdotes de la región llamaron a los fieles a vivir hoy la Noche Buena y mañana la Navidad con esperanza, responsabilidad, solidaridad y oración, en lugar de las fiestas y excesos.
Enfatizaron que por tratarse del nacimiento de Jesús, desde el ámbito católico la Navidad es el principio de una nueva vida, el encuentro con los demás, por lo tanto, el motivo de alegría y entusiasmo para continuar siguiendo a Jesús.
Pese a que en este 2020 muchas familias enfrentan incertidumbre y tristeza por la pérdida de familiares a causa del virus, no deben perder la esperanza tomados de la mano de Dios, ya que estas fechas representan eso, la llegada de Dios a las vidas.
“Aunque por la crisis sanitaria a la mayoría de personas no les ido bien en este año, deben saber que siempre hay una esperanza y esa esperanza viene de Dios en esta Navidad, por eso el llamado que les hacemos es a no perder la fe en Dios”, manifestaron.
Agregaron que los católicos pueden fortalecer su unión familiar sin la necesidad de realizar ni congregarse en fiestas y poner en riesgo su salud ante la situación de la pandemia, ya que lo que importa es el interior y el corazón.