• Por incompetencia del titular local
  • Debido a los desperfectos que existen, al día se desperdician miles de litros del vital líquido.
  • Usuarios pedirán apoyo a las autoridades estatales para resolver el problema.

CD. Mendoza.- Ante la incompetencia del titular de la oficina local de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), Sergio Ramón Benítez González, para atender los reportes de fugas de agua en la ciudad, vecinos solicitaron directamente la intervención de autoridades estatales del organismo.
Dieron a conocer que hasta el momento detectaron siete fugas de agua en las colonias Centro y Prado, que reportaron desde hace un mes y no han sido reparadas por el argumento de que está descompuesto el equipo para romper el pavimento.
Calificaron como un acto de corrupción y vergüenza que el administrador recomendado por una legisladora local, sólo se ocupe de recaudar el pago del servicio de agua potable y no de solucionar los problemas y demandas ciudadanas que existen.
Las fugas se ubican en la avenida Matamoros, frente al jardín de niños Tomasa Valdés, avenida Juárez atrás del Palacio Municipal, calle Paulino Martínez y avenida Morelos, por mencionar algunas; sin embargo, manifestaron que es un problema que persiste en las 23 colonias que tiene el municipio.
Expusieron que la gravedad de la situación es que a diario son cientos de litros de agua los que se desperdician, principalmente en las fugas que empiezan pequeñas y se agrandan con el peso de los vehículos que pasan por ahí.
Un ciudadano solicitó que a través de redes sociales compartan fotografías y reportes de las fugas que detecten, a fin de armar un reporte colectivo que enviará a la CAEV estatal para que las autoridades tomen cartas en asunto, ya que a nivel local el jefe de la oficina operadora no hace nada al respecto.
“Es un acto de corrupción y vergüenza  que el administrador de la CAEV esté cobrando el servicio sin tener la capacidad para solucionar las fugas por donde se escapa el agua 24 horas al día durante por lo menos 30 días, a los empleados los tienen sin hacer nada porque manifiestan que las máquinas para levantar concreto están descompuestas.