Córdoba.- Ex empleados que laboraban en la hoy desaparecida Policía municipal, exigen una liquidación justa, médicos, comisarios y jueces calificadores, aseguran que la indemnización que les ofrece el Ayuntamiento cordobés, se encuentra muy por debajo a lo estipulado en la Ley del Trabajo.

Al desaparecer la Policía municipal, se eliminaron a su vez los puestos en los que cerca de nueve trabajadores se desempeñaban, por lo que al no recibir una alternativa para continuar laborando al alguna otra área municipal, estos esperaban recibir una liquidación acorde al tiempo desempeñado.

Gonzalo Arturo Duran García, portavoz de los afectados, indicó que la Oficialía Mayor, únicamente les ha ofrecido la cantidad de 10 mil pesos por un lapso de más de 13 años de desempeñarse en el cargo, situación a la que se encuentran totalmente inconformes.

“Nosotros éramos el departamento que trabajaba los 365 días del año y se me hace fuera de contexto que se nos trate de esta forma, el señor presidente Rivas Díaz, no nos ha recibido”, aseguró.

Ante lo sucedido los afectados aseguran que podrían emprender acciones legales en contra del Ayuntamiento cordobés, porque pese a que laboraban como personal de confianza esperan el respeto a sus derechos, siendo que reiteraron tener pleno conocimiento de las leyes, por ello, no permitirán que el Gobierno municipal abuse de ellos de la forma en la que se quiere hacer.

“Que sepa el señor Froylán que no a todos nos va a poder agarrar de tontos como lo hizo con los policías, que les dio lo que quiso y no lo que merecían, en lo personal vamos a llegar hasta donde sea necesario”, finalizó.

Cabe destacar, que pese que el Mando Único se implementó en la localidad desde el pasado mes de marzo, los disconformes habían permanecido en la nómina del Ayuntamiento hasta el pasado miércoles, cuando al presentarse a  laborar se les anunció que estaban despedidos.

Yessica Martínez Argüelles

El Buen Tono